9fa8ae58a741fbf000fd4baa01c37ae2_article

La empresa rusa Transas Group desarrolla el primer avión no tripulado ruso de larga resistencia, el llamado ‘Oreon’, que proporcionará un seguimiento continuo de la zona ártica de Rusia.

“Actualmente estamos desarrollando el primer dron ruso de larga resistencia que podrá proporcionar monitoreo continuo de la zona ártica de Rusia, a pesar del hecho de que en la parte rusa del Ártico ruso hay solo siete campos de aviación”, explicó a RIA Novosti el alto representante de la compañía, Vladímir Voronov.   Según Voronov, el peso máximo al despegue de Oreon es alrededor de una tonelada y su vuelo durará más de 24 horas.   Desde 2011 Transas Group está desarrollando aviones no tripulados a petición del Ministerio de Defensa.
Recientemente el ministro de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, señaló que Rusia va a desplegar la mayor parte de las tropas asignadas para su ‘cuerpo ártico’ de aquí a finales de año.
En los últimos años Rusia ha ido reforzando su presencia en el Ártico en todas las áreas: militar y política, financiera y económica. El presidente Vladímir Putin ordenó en abril crear un sistema unificado de bases de buques de superficie y submarinos nucleares de nueva generación, reforzar la tropas rusas en la frontera ártica y crear una autoridad administrativa para desarrollar la política rusa en la zona, muy rica en recursos minerales.